Seguridad con certificado TÜV para el procesamiento láser de materiales en la fabricación industrial

El rendimiento mayor de las fuentes del rayo láser también supone un aumento de los requisitos de seguridad. La solución: KUKA LaserSpy 4.0. Con este sensor óptico con certificado TÜV obtendrá un sistema de seguridad activo que es más seguro y económico en comparación con los sistemas pasivos.

8 de junio de 2020

Los sistemas de barrera de protección para la protección láser deben soportar una carga alta

La potencia del láser ha aumentado, la radiación láser se ha mejorado y la distancia focal también es cada vez más larga. Si se produce un error, los sistemas de barrera de protección estarían expuestos a una radiación mayor de la que tendrían que soportar. Para asegurar una protección suficiente, sería necesario construir la cabina de protección láser con un tamaño extremadamente grande en el caso de los sistemas de seguridad pasivos. Solo así habría una distancia suficiente hasta el foco láser y se evitaría la salida de la radiación. Sin embargo, con frecuencia esto no es posible o está relacionado con costes elevados. Los sistemas láser activos como en KUKA LaserSpy 4.0 representan en este caso una alternativa que permite ahorrar espacio y es más económica.

Protección láser más adecuada para el uso industrial y más económica

En el caso del KUKA LaserSpy 4.0 se trata de un sensor óptico para la protección láser que controla de forma activa los sistemas de barrera de protección de la cabina. Si el sensor mide una radiación demasiado alta dentro de los elementos de la barrera, por ejemplo en caso de una deformación, se activará el circuito de seguridad en pocos milisegundos y se detendrá el proceso láser. De este modo, la instalación y el operario obtienen la protección necesaria. Para ello, el KUKA LaserSpy 4.0 supervisa el espacio resistente a la luz de una barrera de protección. El requisito para un sistema en funcionamiento es, por lo tanto, una cabina de doble barrera. 
Control sencillo de los sensores KUKA LaserSpy 4.0 mediante el KUKA SPY-M.

Control del proceso para el procesamiento láser de materiales en la fabricación industrial

Si, en este caso, el rayo láser daña la pared interior de la cabina, el sensor óptico detectará este error y desactivará la fuente del rayo láser a través del circuito de parada de emergencia, antes de que pueda traspasar la barrera de protección. Esto se aplica para fuentes del rayo láser de alto rendimiento dentro en el rango de longitud de onda de 850 hasta 1.100 nanómetros. "Este principio nos ofrece la posibilidad de supervisar el proceso de forma segura", afirma Matthias Mießen, gestor de proyectos de tecnología de seguridad láser de KUKA.

Se cumplen todos los requisitos técnicos relativos a barreras de protección láser de la norma IEC / EN 60825-4. "Sin embargo, la solución con el KUKA LaserSpy 4.0 es económica, ya que no se necesitan celdas grandes innecesarias para asegurar la protección", comenta Matthias Mießen. Cada sensor consta de detectores que están colocados en círculo alrededor de un núcleo. De este modo es posible controlar una zona de 3,50 metros en cada dirección. 

Configuración de cookies Aceptar y descubrir KUKA

Este sitio web utiliza cookies (saber más) para ofrecerle, también en internet, el mejor servicio. Si continua usando nuestra página web, utilizamos únicamente las cookies necesarias técnicamente. Si hace clic en «Aceptar y descubrir KUKA», acepta también la utilización de cookies de marketing. Al hacer clic sobre «Configuración de cookies» puede seleccionar las cookies que utilizamos.

Configuración de cookies