El robot colaborativo de KUKA atornilla los reposabrazos en el proveedor automovilístico

Un KUKA Cobot del tipo LBR iiwa se utiliza en la producción de Yanfeng Automotive Interiors en Luneburgo. El robot colaborativo atornilla los reposabrazos de las puertas del Opel Insignia, libera a los trabajadores de las tareas monótonas y aumenta la eficiencia.

Los robots colaborativos permiten nuevas formas de fabricación 

Yanfeng Automotive Interiors (YFAI) es un líder en el suministro de equipos interiores de automóviles. Como parte de la orientación innovadora de las plantas de producción en todo el mundo, los procesos realizados en fábrica en Luneburgo, en el norte de Alemania, también irán orientándose poco a poco hacia la Industrie 4.0.

En un primer momento, YFAI se decidió por la integración de un Cobot en la línea de producción, donde los operarios ahora comparten su zona de trabajo con un LBR iiwa de KUKA. «Con los Cobots, como el LBR iiwa, podemos organizar los procesos de producción de forma aún más eficiente. Gracias a su sensibilidad, permiten formas de fabricación completamente nuevas porque las vallas protectoras se suprimen y las líneas de producción fijas quedan obsoletas“, comenta Michael Oji, jefe de fábrica de YFAI en Luneburgo.

El LBR iiwa y los operarios comparten el mismo campo de trabajo.

Un Cobot con gran capacidad de carga

El robot colaborativo atornilla los reposabrazos de las puertas del Opel Insignia. Para ello, está equipado con 13 kilos de cabezales de tornillo pesados, diseñados por la empresa Stöger Automation GmbH  y que se ha adaptado especialmente al sistema de colaboración entre hombre y robot. Para evitar las lesiones, cuenta con un revestimiento de manguito. En caso de contacto, desconectar inmediatamente el robot.

Gran capacidad de carga: el cobot desplaza unos 13 kilos de cabezales de tornillo pesados.
Atornillado automatizado de reposabrazos

KUKA LBR iiwa como robot atornillador

«La función del robot consiste en liberar a nuestros trabajadores de los desarrollos de trabajos repetidos y agotadores durante la producción de los reposabrazos», afirma Michael Oji. Dos operarios preparan los reposabrazos para los robots atornilladores, mientras que se coloca la pieza de moldeo por inyección junto con un apoyo de piel en una máquina herramienta en la que se tapan ambos componentes. A continuación, el componente tapado se sujeta con clips con otra pieza de moldeo por inyección. Posteriormente, los operarios colocan los reposabrazos en un soporte de la aplicación LBR iiwa.

Al pulsar un botón, el robot inicia la operación de procesamiento. Procede con la sujeción y atornilla los dos componentes. Un suministro en el manguito de protección alimenta al robot atornillador con tornillos nuevos de forma continua. Para el atornillado de un reposabrazos individual, el Cobot selecciona siempre la vía más eficiente. Así, se evitan los tiempos de espera. Los operarios extraen los reposabrazos que ya estén atornillados del soporte y los apilan en el transporte. 


El robot de KUKA ya se ha amortizado. A esto se suma que nuestros compañeros y nuestras compañeras se han acostumbrado con rapidez al robot. Para el manejo del robot no se ha necesitado ningún curso de formación especial para los trabajadores.

Michael Oji, jefe de fábrica de YFAI en Luneburgo

Con robot colaborativo conseguirá el resultado esperado.

Desde diciembre de 2017 YFAI utiliza el LBR iiwa. «El robot atornillador trabaja con una excelente eficiencia y disminuye el trabajo monótono de los trabajadores», afirma Michael Oji. Los dos operarios y el robot realizan 45 partes del vehículo en una hora. Esto corresponde a 180 reposabrazos atornillados. Convencido por el Cobot de KUKA, YFAI ya está pensando en otros proyectos de automatización en fábricas europeas.

Utilizamos cookies para ofrecerle la mejor asistencia en línea. Descubra más.

OK