Soldadura indirecta

La soldadura indirecta es uno de los procedimientos de unión que se utiliza con más frecuencia en la electrotecnia. Otro de los usos de las instalaciones automatizadas de soldadura indirecta es, por ejemplo, la producción de módulos fotovoltaicos.

Soldadura indirecta: la tecnología

La soldadura indirecta (en inglés "soldering") tiene dos variantes:

  • En la soldadura blanda el punto de fusión se encuentra por debajo de los 450 °C.
  • En la soldadura dura el punto de fusión se encuentra por encima de los 450 °C.

Como material de unión se utiliza una aleación de metal que se funde fácilmente, el llamado alambre de soldadura. La tecnología de proceso de la soldadura indirecta incluye la alimentación programable del alambre e infinidad de sensores para la supervisión del proceso.

Un procedimiento especial es la soldadura indirecta al vacío o con un gas de protección. Estos procesos de utilizan para garantizar el cumplimiento de unos estrictos requisitos de limpieza, por ejemplo, en el montaje de semiconductores o para la fabricación de instalaciones de alto vacío o de tubos de electrones.

Soldadura indirecta automatizada

Una estación de soldadura blanda automatizada rentabiliza su producción de forma considerable. El proceso puede reproducirse de forma constante y ofrecerle una gran calidad. Además se reduce el tiempo de ciclo entre los procesos de soldadura indirecta. De esta manera consigue aumentar el volumen de producción.

Soldadura indirecta: las ventajas

Las uniones de soldadura indirecta entre dos piezas de metal tienen las siguientes ventajas:

  • Gran estabilidad
  • Resistencia a la corrosión
  • Conducción de electricidad y calor a través de la unión 

 

Llámenos y juntos encontraremos la solución de automatización que mejor se adapte a su producción y a sus intereses.

Utilizamos cookies para ofrecerle la mejor asistencia en línea. Descubra más.

Okay