Taller de pintura: mucho más que un buen aspecto

El procesamiento de un automóvil en el taller de pintura consta de diversas tareas: desde el sellado de costuras hasta la limpieza de la cera pasando por la protección frente a la corrosión de las cavidades. Se necesitan numerosos pasos de procesamiento para garantizar que la carrocería tenga la suficiente protección contra la corrosión y también un acabado brillante. 

La apariencia del vehículo se decide en el taller de pintura. Allí es donde se les da el color y el brillo necesarios. Además de los criterios estéticos, cada uno de los tratamientos de las superficies también desempeña funciones decisivas como la protección contra la corrosión o el aislamiento acústico y de las vibraciones.

KUKA se encarga, entre otras cosas, de los siguientes pasos de automatización en el taller de pintura: diferentes procedimientos de limpieza y pegado, sellado de costuras, controles de calidad con el robot de estructura liviana LBR iiwa y aislamiento acústico y de las vibraciones con la masilla de aislamiento pulverizable (SDM por sus siglas en inglés).

Aislamiento acústico con SDM

Automatice su producción con el flexible concepto de instalación SDM de KUKA para el aislamiento acústico de carrocerías. Obtendrá los siguientes componentes básicos que pueden adaptarse o ampliarse de forma individual:

  • KUKA robot industrial KR 30 L16: estos robots aplican la masilla de aislamiento y abren las puertas y las trampillas.
  • Las unidades lineales de KUKA amplían el espacio de trabajo de los robots industriales permitiendo de esa manera el procesamiento de diferentes modelos de vehículo.
  • Tecnología de instalación KUKA: los sistemas de aplicación con diferentes boquillas para aplicar el material, y las correspondientes técnicas de medición, control y transporte de KUKA garantizan un procesamiento sin problemas.
La instalación de automatización de KUKA para el aislamiento acústico pulverizable (SDM) ahorra costes y recursos.

LBR iiwa: pintado y sellado de costuras

El pintado y el sellado de las costuras del interior del vehículo es un trabajo rutinario que requiere mucho esfuerzo y presenta muchos inconvenientes desde el punto de vista de la ergonomía. El compañero robot LBR iiwa puede librar a las personas de este trabajo. El ayudante sensitivo puede llegar a todos los puntos gracias a sus unidades giratorias o a sus ejes lineales. 

Además, el robot de estructura liviana también puede realizar las siguientes tareas:

  • Limpieza: utiliza aire comprimido, por ejemplo, para limpiar la carrocería después del recubrimiento de superficies por inmersión catódica (CDP por sus siglas en inglés) o elimina las gotas de cera con una herramienta especial.
  • Control de calidad: el LBR iiwa puede inspeccionar las costuras que se han realizado previamente de forma automática y rectificarlas si es necesario.
El LBR iiwa libera a las personas de los trabajos que requieren un gran esfuerzo físico.

Protección frente a la corrosión de las cavidades

Los cambios de temperatura, la suciedad de las carreteras y los cristales de sal: diferentes factores ambientales que con el paso del tiempo pueden provocar daños por corrosión en la carrocería. Para proteger los faldones laterales, los largueros y los bastidores, se aplica una cera de protección para las cavidades en los puntos correspondientes.

Para ello, KUKA utiliza tanto procedimientos de aplicación de cera puntuales como secuenciales que le proporcionan una producción mucho más económica. La cera se aplica con boquillas de pulverización cuya forma y patrón de pulverización están adaptados a las cavidades.

Las cavidades se sellan con cera: le procedimiento de pulverización automatizado de KUKA evita los daños por corrosión. 

Utilizamos cookies para ofrecerle la mejor asistencia en línea. Descubra más.

Okay