LBR Med en la tecnología médica: Sistema láser por robot para cirugía ósea

AOT AG de Suiza ha desarrollado un novedoso procedimiento de cirugía ósea: la ablación fría robotizada con láser. Para introducir con precisión esta cirugía robotizada se usa un robot KUKA, certificado con los estándares correspondientes.

La realidad supera a la ficción, según se dice, y a veces nos presenta las mejores innovaciones. Así, una compleja intervención quirúrgica maxilar a la hija del investigador científico de tecnología láser, el Dr. Alfredo E. Bruno, fue el detonante de una reunión personal con el Prof. Dr. Dr. Hans-Florian Zeilhofer, responsable del departamento de cirugía oral y maxilofacial del Hospital Universitario de Basilea y del Hospital Cantonal de Aarau. Del intercambio técnico de esta reunión y de la combinación de estos dos ámbitos de competencia de la ablación robotizada con láser nació Advanced Osteotomy Tools AG, abreviado como AOT. 

CARLO: Sistema láser por robot para cirugía ósea con ayuda del LBR Med

Nuestro objetivo era mejorar notablemente los resultados de la cirugía ósea sustituyendo el uso de instrumentos mecánicos de corte por la fotoablación fría con láser sin contacto y robots médicos.

Dr. Alfredo E. Bruno, actualmente Chief Scientific Officer (CSO) y miembro consejero de AOT

Ablación robotizada con láser como futuro de la cirugía

El «hijo» que nació de esta unión se ha bautizado como CARLO, un acrónimo de Cold Ablation, Robot-guided Laser Ostetome. En opinión del Prof. Hans-Florian Zeilhofer, CARLO representa el futuro de la cirugía, ya que el sistema láser para cirugía ósea controlado por software y robotizado puede realizar, con ayuda del LBR Med, cortes extremadamente precisos de cualquier patrón. «El cirujano dispone de muchas más posibilidades de las que disponía con los procedimientos existentes hasta ahora».

Hasta el momento no existía ninguna solución para mantener de forma intacta y vital el tejido óseo en la zona de las superficies de corte con láser. CARLO ha combinado la tecnología láser y los robots de cirugía ósea en la nueva técnica láser «fría» mediante un pequeño y ligero robot táctil construido para la colaboración directa entre hombre y máquina. El sistema se complementa con un complejo software y hardware de planificación, navegación y control tridimensionales. Se integra fácilmente en el quirófano y tiene un funcionamiento autónomo, aunque permite al cirujano tener en todo momento el control absoluto de la intervención. 

AOT AG revoluciona con el KUKA LBR Med los resultados de la cirugía ósea mediante la ablación robotizada con láser

La cirugía láser robotizada con ayuda del LBR Med aumenta la precisión

Para alcanzar esta precisión, se necesita un robot a mayores del láser y del sistema de navegación. Así es como el camino de AOT AG se cruzó con el LBR Med de KUKA. «Cumple con todas nuestras exigencias y actualmente es el mejor robot que existe en el mercado», asegura el Dr. Alfredo Bruno. «Y al estar ya certificado para integrar en un instrumento médico, nos ahorra tiempo en cuestiones de homologación».

La seguridad es clave en los láseres y robots para cirugía ósea

¿Pero cómo funciona CARLO? El cirujano lleva a cabo la planificación preoperatoria basándose en los datos obtenidos mediante una exploración por TAC y «alimenta» de esta forma el sistema de navegación de CARLO. Una aplicación intuitiva guía paso a paso al cirujano y al personal técnico durante la inicialización de CARLO. Luego, el robot ejecuta la intervención de forma autónoma. Si algo no sale según lo planeado, el médico solo tiene que rozar ligeramente al robot y el sistema se frena inmediatamente. «El LBR Med cuenta con una gran variedad de sensores de máxima precisión. Esto resulta más rápido que frenar a un asistente», comenta el Prof. Hans-Florian Zeilhofer. «Entonces, el robot se coloca en una posición de espera y, una vez que se le da el OK, continúa la intervención desde esa posición exacta».
Trabajo de precisión mediante ablación robotizada con láser

Sin embargo, la aplicación práctica de estas tecnologías todavía se hará esperar, ya que aún está en trámite su certificación como instrumento médico. «CARLO es el primer sistema de su clase, por lo que las autoridades de inspección exigen unos requisitos muy altos de seguridad, como cabe esperar», explica el Dr. Alfredo E. Bruno. AOT AG ya está desarrollando la segunda generación de CARLO con características adicionales de seguridad y rendimiento. Herramientas que también fomentarán la evolución del LBR Med.

OK

Utilizamos cookies para ofrecerle la mejor asistencia en línea. Descubra más.