El KR QUANTEC embala botellas de champán de Piper-Heidsieck & Charles Heidsieck

La tradición puede ir mano a mano con la innovación tecnológica: dos de las mayores marcas de champán lo demuestran. Los robots de KUKA se encargan del desembalaje de las botellas de Piper-Heidsieck y Charles Heidsiek.

Prestigio internacional para una casa muy francesa

Piper-Heidsieck y Charles Heidsieck, marcas de prestigio internacional en la industria del champán fundadas en 1785 y 1851 respectivamente, son dos buques insignia "made in France". Pertenecen al 100 % a la familia Descours desde julio de 2011. Philippe Soriano, jefe del departamento de técnica, es el encargado de la construcción de nuevas instalaciones y de las inversiones en los medios de producción. Philippe explica que la expansión de ambas marcas motivó que abandonasen las espléndidas instalaciones situadas en el corazón de Reims para mudarse paulatinamente desde 1995 a un espacio más funcional en las afueras de la ciudad. Los depósitos, las líneas de producción y las oficinas administrativas se han traspasado a varios edificios ultramodernos, mientras que las bodegas del centro de la ciudad se han mantenido allí.
Los depósitos de los fabricantes de champán Piper-Heidsieck y Charles Heidsieck están alojados en edificios ultramodernos.

Técnica robótica para una flexibilidad máxima 

Cuando Philippe Soriano se planteó en 2011 buscar una solución rápida y flexible para sustituir las máquinas antiguas que se utilizaban en el proceso de desembalaje de las botellas tras el enjuague, se dirigió a la empresa Fege, líder integrador del mercado de la industria de embotellado y colaborador oficial de KUKA desde hace muchos años.

La principal dificultad que señaló Fege tenía que ver con la variedad de formatos de las botellas y las formas de almacenaje (champán o borgoña). 

La dificultad de la tarea radica en la variedad de los formatos de botella y el tipo de almacenamiento.
De hecho, las producciones varían según las cantidades (media botella, 75 cl, Magnum) y los diferentes formatos (champán, piper RARE o la nueva botella Crayère). Por tanto, no bastaba un simple manipulador para dominar todos los formatos. Entonces, Fege diseñó y desarrolló una célula de robot que podía ajustarse a los requisitos. Un robot de KUKA QUANTEC K (montado sobre una consola) saca las botellas de champán de los recipientes y las coloca en una cinta transportadora que las lleva a los procesos de embalaje. La genialidad de esta célula estriba en la sencillez de la herramienta de agarre: simples rampas de succión sin elemento móvil. Al cambiar las botellas, el operario intercambia dos rampas y dos pesos, sin que sea necesaria ninguna herramienta. Para facilitar el trabajo de los operarios, a los distintos formatos de botellas se les asigna un código de color determinado: de esta manera, a un determinado recipiente verde para botellas en formato "x" le corresponde una garra de robot con el mismo color.
 

El robot de KUKA es eficiente y tiene pocos errores

Otra de las ventajas de esta instalación es que es posible llegar al fondo de las cajas de botellas mediante robots de consola que utilizan una garra relativamente corta. De esta manera, se evita la utilización de recipientes menos profundos con una capacidad inferior. Para la elección por parte de Philippe Soriano fue decisiva la sencillez de la solución desarrollada por Fege. "La verdadera dificultad está en hacerlo sencillo"—explica. Un equipo sencillo aporta eficiencia y fácil mantenimiento. Otra de las ventajas del robot es que no se avería casi nunca; un factor fundamental para una velocidad de procesamiento de 4.500 botellas por hora.
El KUKA QUANTEC K cuenta con una herramienta de garra con rampas de succión sin elemento móvil. 

"Una vez instalada la célula nos dimos cuenta de que los robots de KUKA son muy silenciosos, ¡algo que apreciamos mucho!"

Philippe Soriano, director técnico

Adaptación rápida a nuevas tendencias

La tendencia del mercado del champán, especialmente en la exportación, es fabricar botellas cada vez más selectas y de mayor calidad. Sabiendo que el 50 % de la producción va a parar al extranjero (sobre todo a Asia, donde hay una fuerte demanda de productos de lujo), es necesario adaptarse rápidamente a estas nuevas tendencias y equiparse con los medios de producción más flexibles. 

Piper-Heidsieck y Charles Heidsieck han sabido adaptarse mejor que nadie integrando la innovación tecnológica con un diseño moderno, a la vez que han mantenido un producto de primera clase y gran tradición.

Utilizamos cookies para ofrecerle la mejor asistencia en línea. Descubra más.

Okay