Dos KUKA KR QUANTEC se ocupan de soldar y montar hojas de puerta para ascensores en la empresa Meiller Aufzugtüren

Célula de robot de máxima flexibilidad para la producción de puertas para ascensores.

Más de 80.000 hojas de puerta anuales salen de la fábrica de Meiller Aufzugtüren en Múnich. Tendencia al alza. Lo que más asombra es que ninguna hoja de puerta es igual a otra. Las puertas de ascensores y montacargas siempre están hechas a medida y han sido adaptadas a las exigencias del cliente y a las características técnicas del edificio. Meiller suministra las hojas de puerta en dimensiones graduables.

Tamaños de lote más reducidos y una gran variedad de variantes

 
Los lotes pequeños o de mínimas unidades, así como la amplia variedad de modelos, exigen instalaciones de producción capaces de asumir tales retos.

El unidad de control KR C4 domina la diversidad ilimitada

Mientras que en un lado de la mesa de cambio el operario está ocupado con la carga y la fijación, en el otro lado ya hay ajetreo: en el primer paso, los dos robots KR QUANTEC empiezan con las tareas de soldadura. El robot 1, dispuesto sobre un pedestal para obtener el máximo alcance y equipado con una pinza de soldadura especial, se ocupa de la soldadura por protuberancias. Esto permite al KR QUANTEC unir la cara exterior con el riel exterior por la parte de arriba y por la de abajo al mismo tiempo.

Simultáneamente, el robot 2, también montado sobre un pedestal, se ocupa de la soldadura por puntos del riel abierto en U con la parte inferior de la hoja de puerta. Este proceso es más rápido que la soldadura por protuberancias y, mientras el robot 1 sigue soldando, un sistema automático de cambio de herramienta de Stäubli Connectors se ocupa de sustituir la pinza de soldadura del robot 2 por una garra de vacío. De este modo, el robot se convierte en un robot de manipulación.

Una vez completada la soldadura por protuberancias, el robot 2 retira la hoja de puerta y la lleva a la estación de estampado, donde se le practicarán una serie de perforaciones. Tras el estampado, el robot lleva la hoja de puerta a una prensa que presiona ligeramente la chapa saliente en una esquina con el fin de evitar lesiones. El trabajo del robot finaliza con la colocación de la hoja de puerta sobre un palé, lista para el montaje y sin necesidad de posmecanizado.

Para poder afrontar técnicamente la variedad infinita de puertas, la empresa Meiller Aufzugtüren apuesta por programas de mecanizado parametrizados. Al poner en servicio la instalación, el operario sólo tiene que seleccionar el material (acero inoxidable, acero de galvanizado electrolítico o al fuego), la longitud y la anchura de la hoja de puerta. Del resto se ocupa el sistema de control del robot. El KR C4 calcula no solo los movimientos del robot (control de colisión incluido), sino también los parámetros y la posición de cada punto de soldadura, el número y la posición de los estampados necesarios, así como la posición de los dispositivos de sujeción.

Dos robots KUKA KR QUANTEC se encargan, como grupo, de las tareas de soldadura en la empresa Meiller. 

KUKA KR QUANTEC con fuerza y alcance

Se emplean dos robots KUKA QUANTEC del tipo KR 150 R 3300 prime K para realizar las siguientes tareas de producción: soldadura por protuberancias, soldadura por puntos, manipulación, estampado, conformado y colocación de la puerta de hoja lista para el montaje sobre un palé. Gracias a su capacidad de carga máxima de 150 kg y su alcance de 3.301 milímetros, la manipulación de las enormes hojas de puerta no supone ningún problema para el KR QUANTEC. El unidad de control KUKA KR C4 convence con su extraordinario rendimiento. La gran variedad de programas y la complejidad resultante de las tareas de control no son problema alguno para el potente controlador. Por este motivo, todos los parámetros no están guardados en el PLC sino en el sistema de control del robot.

Excelencia en flexibilidad y calidad

 
Con la nueva instalación no solo se alcanza un alto grado de flexibilidad, sino que también pueden establecerse estándares en cuanto a la calidad producida. Los robots de soldadura KR QUANTEC y la técnica de soldadura aplicada proporcionan soldaduras perfectas y un aporte de energía exactamente definido. Las chapas apenas se calientan durante la soldadura. Ya no se dan deformaciones, desgarros ni torcimientos por el efecto del calor.

Utilizamos cookies para ofrecerle la mejor asistencia en línea. Descubra más.

Okay