Erhardt + Abt automatiza el proceso de pintado de los árboles de accionamiento del eje trasero con KUKA KR 16

Desde su fundación en 1997 hasta la actualidad, Erhardt + Abt Automatisierungstechnik GmbH ha instalado más de 300 robots en instalaciones de todo el mundo.

Como empresa colaboradora certificada de KUKA, Erhardt + Abt se ha beneficiado a menudo de la amplia y excepcional gama de productos y de la extensa experiencia y conocimientos en el sector de esta empresa líder en innovación procedente de Augsburgo. Con los robots de KUKA ha aplicado con éxito soluciones de automatización. Los conceptos de automatización de los alrededor de 75 especialistas en construcción de instalaciones y robótica se aplican en la industria aeroespacial, en el sector del plástico, en la industria de la alimentación y los estimulantes y también en el ramo de la electrónica y la comunicación.

Sobre todo los fabricantes y los proveedores de automóviles aprecian la competencia de los experimentados constructores de máquinas y hacen uso de los modernos métodos de ingeniería para continuar desarrollando y optimizando sus procesos de producción. 

Automatización completa del proceso de pintado de ejes de transmisión traseros

Hasta ahora, la pintura de piezas del eje de accionamiento trasero en la industria del automóvil era un proceso manual y por lo tanto era pesado y requería mucho esfuerzo. Con una solución innovadora y de alta calidad desde el punto de vista técnico y un robot de KUKA, los técnicos de automatización de Erhardt + Abt consiguieron automatizar totalmente el proceso. 

El robot de KUKA ofrece el giro perfecto

El eje trasero se engancha en un dispositivo de transporte y se transporta a la cabina de pintura de forma sincronizada con la cinta. En la cabina se encuentran dos robots de pintura que pintan el lado izquierdo y derecho del árbol de accionamiento. El robot que está enfrente de ambos permite la verdadera innovación: El KR 16-2, ideal en lo que se refiere al espacio necesario, capacidad de carga, alcance y protección contra explosiones, se encarga de girar el árbol de accionamiento del engranaje.

Mientras que el engranaje de eje trasero se desplaza por la cabina, el robot se acopla en su pieza de acoplamiento y gira el eje con un servomotor. Para realizar el acoplamiento por arrastre de fuerza, los técnicos de automatización de Erhardt + Abt desarrollaron y construyeron un alojamiento de cabezal esférico hexagonal. Con su forma, que recuerda a una cúpula bulbosa, utiliza el principio de un cabezal esférico allen para un acoplamiento y desacoplamiento sencillo con un arrastre de forma seguro que permite una transmisión óptima de la fuerza.

Para ello, el robot debe conocer la posición exacta del cabezal esférico. El dispositivo de transporte está en marcha continuamente, lo cual dificulta que los engranajes se acoplen en la entrada de la cabina (entrada de la celda). La suspensión en el transportador de cadenas se puede mover en diferentes direcciones y es caótica. Incluso los ejes del mismo tipo están suspendidos de forma diferente. Deben compensarse las tolerancias en centímetros. Además, los ejes traseros se fabrican "just in time" para la producción, es decir, distintas series de modelos en un orden desordenado.

Para calcular las distintas coordenadas resultantes de la posición de acoplamiento, antes de entrar en la cabina de pintura, con un activador se hace una foto del cabezal esférico. A continuación, estos datos relativos a la cinta se transfieren a la unidad de control del robot con la ayuda del sistema de procesamiento de imágenes ExploRob. El robot KUKA se acopla, gira el eje hasta que la pintura (mediante los dos robots de pintura) se ha aplicado de forma continua y con la misma intensidad y saca de nuevo el eje trasero de la cabina.

El KUKA KR 16, ideal en lo que se refiere al espacio necesario, capacidad de carga y alcance, gira el árbol de accionamiento del engranaje

Compacto, versátil y flexible

El KUKA KR 16-2, ideal en lo que se refiere al espacio necesario, capacidad de carga, alcance y protección contra explosiones, se encarga de girar el árbol de accionamiento del engranaje. El robot de brazo articulado de seis ejes con capacidad de carga de 16 kg y un alcance máximo de 1.611 mm es especialmente flexible y versátil. Su forma y su peso permiten instalarlo tanto en pared como en suelo y techo.

En el rango de las cargas bajas, es idóneo para actividades sencillas como medir, probar y verificar, montar y desmontar componentes pequeños y también para tareas de manipulación, carga y descarga. Gracias a estas características, el KR 16-2 se siente como en casa en la mayoría de los sectores de la industria transformadora y, por lo tanto, también en la industria de proveedores de automóviles.

El robot de brazo articulado de seis ejes es especialmente flexible y versátil

Un proceso de pintado más eficiente reduce la carga de trabajo de los trabajadores y aumenta la calidad

El robot KUKA destaca en la cabina de pintura para ejes traseros de turismos con su robusta guía de movimiento, incluso con la influencia de fuerzas externas. Otras ventajas son también su capacidad de carga, su alcance, flexibilidad y disponibilidad, así como Conveyer Tracking y clase de protección contra explosiones de fábrica.

Con la automatización inteligente y la concepción de celdas de Erhardt + Abt, no solo quedaron aliviados los empleados de las duras condiciones de trabajo, sino que ahora el proceso de pintura se lleva a cabo de una forma considerablemente más eficiente, según las exigencias de capacidad del fabricante de automóviles en servicio de tres turnos, y con una elevada y continua calidad.

El robot de KUKA reduce la carga de trabajo de los trabajadores y convierte el pintado en un proceso más eficiente

Utilizamos cookies para ofrecerle la mejor asistencia en línea. Descubra más.

Okay