El KR AGILUS se encarga de pegar tornillos roscados en la empresa WKT Kunststofftechnik GmbH

Varillas roscadas, construcción de máquinas, aislamiento térmico y eléctrico: La empresa WKT Kunststofftechnik GmbH se mueve en estos campos de productos desde 1994.

La sede principal de la empresa se encuentra en Geeste-Dalum y cuenta con alrededor de 70 empleados. Además de atender a clientes del sector de la energía eléctrica, también se dedica a campos de aplicación típicos, como las instalaciones de alta tensión y los transformadores, la industria médica, la fabricación para el sector aeronáutico, la tecnología ferroviaria y las instalaciones de conmutación. En cada uno de estos sectores, WKT Kunststofftechnik tiene una idea clara: plástico en lugar de acero.
El KUKA KR AGILUS fabrica tornillos roscados y comprueba el resultado.

Automatización con máxima precisión

El montaje y la adhesión de diferentes componentes de plástico se realiza al principio de la fabricación de un producto. Uno de estos trabajos previos es la unión de los tres componentes tuerca (en versión cuadrada y hexagonal), barra roscada y arandela. El resultado es un tornillo roscado de plástico de aplicación versátil para diferentes tamaños y longitudes de rosca. Debido a que el plástico termoestable no se puede soldar, los componentes se unen con un adhesivo especial. Un paso de trabajo que ante todo exige una cosa: máxima precisión. El objetivo de WKT era automatizar este paso de trabajo, reducir al cero por ciento la cuota de errores y, de este modo, aumentar la productividad.

Un robot de KUKA comprueba el trabajo de forma autónoma

Primero se coge una tuerca cuadrada o hexagonal y se posiciona en el dispositivo de sujeción. La barra roscada que se recoge a continuación se sujeta y se gira 180 grados para ser adherida en otro paso a la parte inferior con adhesivo. Finalmente se enrosca este lado de la barra roscada en la tuerca con regulación del momento de fuerza.

Así se crea un componente unido a partir de los dos componentes tuerca y barra roscada. En un último paso se añade la arandela. Para ello, el robot recoge la arandela y deja que se deslice hasta la tuerca a través de la barra roscada.

De esta forma, se genera el tornillo roscado en el dispositivo de sujeción en solo unos pasos. Mediante la tecnología de la cámara, el robot está capacitado para controlar el producto automáticamente. En pocos segundos se puede comprobar la precisión del trabajo y se puede diferenciar entre rechazo o pieza buena. El tornillo terminado se extrae del dispositivo de sujeción para ocupar su posición final en el dispositivo de endurecimiento.

El KR AGILUS es rápido, compacto y preciso

WKT se decidió por el robot pequeño KR 6 R900 sixx de KUKA. La alta repetibilidad y exactitud caracterizan a la familia de productos KR AGILUS. Gracias a la capacidad de carga de seis kilogramos y al alcance de alrededor de 900 mm, el robot pequeño ofrece calidad de producción al máximo nivel. Y todo ello en muy poco tiempo.

Con su rapidez y su alta precisión, el KR AGILUS también está capacitado para posicionar incluso componentes muy pequeños, como las arandelas, de un modo rápido, pero también preciso sobre un componente. Además, el sistema compacto formado por el robot y la correspondiente unidad de control KR C4 se pueden utilizar en un espacio reducido. 
El sistema compacto formado por el robot y la correspondiente unidad de control se puede utilizar en un espacio reducido.

Sistema fiable con garantía de calidad

La puesta en marcha y producción en serie en WKT se ha realizado en marzo de 2014. Desde entonces, la empresa dispone de un sistema fiable que se puede utilizar individualmente y que es fácil de manejar. A esto hay que añadirle la utilización de la tecnología de la cámara que controla el producto y asegura la calidad al 100 por cien. Una cuota de éxito que no se podría alcanzar con soluciones manuales.

Utilizamos cookies para ofrecerle la mejor asistencia en línea. Descubra más.

Okay