Seleccione tu localización:

País

KUKA employees are supported by FlexFellow

Cobots: el robot inteligente como compañero

Con los cobots, la fábrica se convierte en una fábrica inteligente. KUKA desarrolló en 2014 el primer cobot del mundo con el LBR iiwa y ahora establece nuevas pautas con el nuevo LBR iisy. Asumen los pasos de trabajo que resultan difíciles, monótonos o peligrosos para los seres humanos. De este modo, los robots colaborativos optimizan los procesos y aumentan la productividad.


Cobots vs. robots: ¿qué son realmente los cobots?

Los cobots son robots colaborativos que, a diferencia de los robots industriales clásicos, pueden trabajar con los seres humanos en la misma zona sin necesidad de dispositivos de protección. Gracias a la presencia de sensores y cámaras en el cobot se garantiza que el robot nunca causa daños a sus compañeros humanos. Por el contrario, los robots industriales convencionales necesitan vallas protectoras y otras medidas de seguridad.

Colaboración hombre-robot (HRC): Seguridad garantizada

El robot industrial con capacidad para HRC es ahora una máquina que permite a los seres humanos tocar e interactuar con el mismo. Los trabajadores y cobots comparten el mismo espacio de trabajo sin peligro. De este modo, las empresas pueden ahorrase costosos sistemas de alimentación y superficies de producción. Cuando el ser humano y el robot trabajan juntos, las medidas de seguridad convencionales son innecesarias. En caso de contacto inesperado, los robots colaborativos reducen, por ejemplo, su ritmo y con ello también la energía cinética. De este modo, se suprimen los costes adicionales habituales relacionados con la tecnología de seguridad y las vallas de protección. Si se prescinde de la valla, hay más espacio libre para tareas nuevas, altamente eficientes y mucho más flexibles: ya sea como asistente de trabajo en la industria, como robot de servicio en el espacio público, como robot de cuidado en entornos clínicos o como ayudante en casa.
Cobots in Industry
Los cobots facilitan la ejecución de trabajos detallados y contribuyen también a aumentar la calidad.

KUKA Cobots: Campos de aplicación en la industria

Aplicaciones peligrosas a alturas por encima de la cabeza, secuencias monótonas y repetitivas o trabajos meticulosos: los cobots asumen estos pasos de trabajo, alivian la carga de los empleados y ofrecen una alta calidad constante. Gracias a sus sensores integrados, los robots colaborativos permiten la automatización de tareas de montaje de piezas pequeñas: montan engranajes de automoción, colocan tapones de goma o mecanizan piezas flexibles.
De este modo, los colegas humanos pueden concentrarse en otros segmentos de su trabajo. Mientras el cobot procesa una pieza, el trabajador ya está preparando el próximo paso de producción. Los robots sensibles reaccionan de forma inteligente a su entorno y se mueven de forma autónoma. Colaboración hombre-robot (HRC), también denominada robótica colaborativa. Los cobots inteligentes abren nuevos sectores de la automatización: cargan máquinas o sistemas logísticos, montan robots industriales y mucho más.

El cobot KUKA LBR iiwa: IA en la producción

Ya en 2014, KUKA se presentó como pionero en el sector de los cobots con el LBR iiwa, sentando las bases para una nueva relación entre el ser humano y el robot industrial en la producción 4.0. Como un componente de la fábrica inteligente, el robot ligero iiwa es capaz de aprender de sus colegas humanos gracias a su tecnología sensible. Si se conecta con una nube y se programa adecuadamente, este cobot también puede documentar, comprobar y optimizar de forma autónoma los resultados de su trabajo.

Robótica colaborativa en acción: construcción de carrocerías en Ford con cuatro LBR iiwa

Los seres humanos y las máquinas trabajan mano a mano en Ford. En este caso, se trata de la aplicación de un sellante: un proceso de trabajo monótono, extenuante y sucio. Un trabajo desagradable para los seres humanos, pero que al robot colaborativo no le molesta: El operario programa el robot una vez mediante control manual. A continuación, la máquina inteligente ejecuta automáticamente el movimiento, de forma rápida, precisa y eficiente. 
Los cobots como factor de éxito: «Nuestros empleados ahora pueden concentrarse en una ejecución del trabajo fluida», opina Michael Koch, ingeniero de fabricación de Ford.

El cobot LBR iisy establece nuevas pautas

El nuevo LBR iisy está listo para funcionar en tan solo unos minutos y se puede manejar de forma intuitiva gracias al sistema operativo iiQKA.OS. El cobot también se puede utilizar en las áreas de producción más diversas y se puede programar por aprendizaje mediante un sencillo guiado manual, por lo que no se requieren conocimientos previos de programación de robots colaborativos. El LBR iisy es especialmente adecuado para la carga y descarga de máquinas, así como para la manipulación de piezas pequeñas, tareas de Pick and Place y para los sectores del embalaje y las pruebas. Por lo tanto, la utilización del LBR iisy no tiene límites.

El LBR iisy en acción en Zollner

El nuevo cobot LBR iisy de KUKA en acción en Zollner

KMR iiwa: La plataforma autónoma se combina con el robot colaborativo

KMR iiwa (la robótica móvil de KUKA) combina las ventajas del LBR iiwa con una plataforma móvil y flexible. De este modo, el robot móvil consigue una gran flexibilidad y se puede integrar fácilmente en los más diversos procesos de fabricación. La movilidad del cobot permite conseguir la máxima libertad de movimientos y optimizar los procesos de producción de forma decisiva. El robot móvil con capacidad para HRC está equipado con ruedas Mecanum y, por tanto, es extremadamente flexible. En su versión para salas blancas, garantiza el transporte seguro y la manipulación segura de los componentes sensibles (obleas, máscaras, portadores) desde un proceso al siguiente. Navegan de forma autónoma y sin una valla de protección en todas las direcciones.

KMR iiwa convence por su movilidad

LBR Med: robot colaborativo para la medicina

En la tecnología médica, el trabajo preciso es una obligación. Con el cobot KUKA LBR Med, los médicos y el personal sanitario disponen de un compañero fiable.

El ligero robot sensitivo de siete ejes puede utilizarse desde el diagnóstico hasta las intervenciones quirúrgicas, pasando por el tratamiento. Está disponible donde se deben realizar tareas exigentes, repetitivas, fatigosas o que requieran una precisión especial.


LBR Med
HRC en la medicina: el robot Sculptura puede irradiar tumores con precisión.
También en la rehabilitación, el personal de enfermería utiliza el cobot. Tras las operaciones quirúrgicas, el robot para rehabilitación ROBERT® vuelve a acostumbrar a los pacientes a los movimientos, aliviando así la carga física y mental del personal de enfermería.
HRC en la rehabilitación: el cobot mueve la pierna lesionada, ayudando así al paciente y al personal de enfermería.

Ventajas de los robots HRC en la industria

  • Icon: Effiziente Arbeitsteilung

    Una eficiente división del trabajo:

    Los seres humanos y los robots se complementan a la perfección. Mientras el cobot realiza tareas exigentes y monótonas, el trabajador prepara los siguientes pasos, controla los resultados y organiza una secuencia eficiente.
  • Seguridad garantizada:

    el robot colaborativo realiza de forma segura y rápidamente las tareas peligrosas o desagradables para los seres humanos. Además, el cobot puede realizar sin errores las actividades que requieren un alto nivel de concentración durante mucho tiempo.
  • Automatización máxima:

    los robots inteligentes se conectan perfectamente entre sí. Aprenden a hacer juntos los pasos de trabajo de manera eficiente. Así funciona la fabricación inteligente con cobots (smart production). 
  • Konstant hohe Qualität

    Alta calidad de fabricación:

    un robot trabaja de forma precisa, rápida y sin pausas. Además, un cobot puede trabajar de forma inteligente y aprender y optimizar los pasos de trabajo consecutivos. Esto garantiza una mayor calidad de los productos.

Meet & Greet con un cobot

Descubra la colaboración perfecta entre el ser humano y el robot en nuestro centro de tecnología KUKA HRC.

Industria del futuro: ¿cómo trabajan los humanos y los robots en el futuro?

Los robots colaborativos tienen un papel clave en la «Industrie 4.0». Son todoterrenos para la producción y la logística modernas e interconectadas que conectan las soluciones de automatización con la prestación de servicios y las bases de datos. Sin embargo, una fábrica completamente accionada por robots seguirá siendo una ilusión en el sector de las fábricas inteligentes. El ser humano seguirá siendo el centro de atención. Sin embargo, el robot aliviará la carga de los trabajadores y los ayudará aún más.
El humano podrá seguir con su trabajo de manera mucho más eficiente, concentrada y, sobre todo, ergonómica. Precisamente en una sociedad cada vez más envejecida, este aspecto cobra cada vez más importancia. En el futuro, serán necesarios menos empleados para obtener todo el rendimiento productivo para los sistemas sociales. Esto supone un reto que solo se podrá superar si la fuerza de trabajo disponible se aprovecha de manera más productiva que en las generaciones anteriores.

Utilizamos cookies

Este sitio web utiliza cookies (saber más) para ofrecerle, también en internet, el mejor servicio. Si continua usando nuestra página web, utilizamos únicamente las cookies necesarias técnicamente. Si hace clic en «Aceptar y descubrir KUKA», acepta también la utilización de cookies de marketing. Al hacer clic sobre «Configuración de cookies» puede seleccionar las cookies que utilizamos.

Configuración de cookies