Seleccione tu localización:

País

KR AGILUS automatiza el procesamiento de alimentos

La marca familiar Vepo Cheese de los Países Bajos se compromete a automatizar el procesamiento de alimentos: Dos robots higiénicos KR AGILUS de KUKA convierten el queso en palitos y los transportan a una máquina de embalaje. Gracias a estos procesos ha aumentado el nivel de higiene y se ha duplicado la capacidad de producción.


100 años de tradición quesera en las empresas neerlandesas

Para los amantes del queso los Países Bajos es todo un templo. Si nos centramos en las cifras de exportación vemos que también son líderes mundiales: según OEC World Statistics se encuentran, con 3,8 mil millones de euros, 2 puestos por detrás de Alemania (4,5 mil millones de euros). El queso y los Países Bajos van siempre de la mano; eso es lo que lleva 50 años promocionando la famosa Frau Antje. Y la empresa familiar Vepo Cheese de Bodegraven, en la provincia de Holanda Meridional, demuestra claramente que lo «típico holandés» también incluye innovación y crecimiento.

Con la máxima higiene: KR AGILUS HM corta y embala el queso

Gracias a esta innovadora máquina de corte, Vepo Cheese ha podido automatizar todo su funcionamiento.

El concepto: una máquina de corte para la industria alimentaria

Por ejemplo, las tareas de cortar y embalar los alimentos: «Cuando hablamos de queso, hablamos de todo lo que amamos y todo lo que nos mueve», comenta Mark Verkleij, director general de Vepo Cheese, sobre la industria alimentaria. «Generación tras generación nos esforzamos por mejorar los procesos de corte, fricción, división en porciones y embalaje de quesos duros (o semiduros). Así nos vino la idea de diseñar una línea de producción automatizada para nuestros palitos de queso».

Hugo van Put (izquierda), director técnico de operaciones de Vepo Cheese, y Robin de Groot, director general de Groba, conocen al dedillo los procesos de la industria alimentaria.

Robótica inteligente: 10 000 palitos de queso por hora

Vepo Cheese y sus más de 100 años de tradición familiar se centran en el mercado europeo. Al igual que otras empresas, los Países Bajos también tenían que enfrentarse a las crecientes exigencias higiénicas en el procesamiento de alimentos. «El queso deberían tocarlo las menos personas posibles», recuerda Hugo van Put, director técnico de operaciones en Vepo Cheese. Nos gustaría, al mismo tiempo, duplicar la capacidad de producción en el proceso de corte de nuestros palitos de queso, de 5000 a 10 000 unidades por hora. Para ello, hemos buscado un potente socio de automatización». Lo han encontrado con el integrador de sistemas Groba y KUKA. La solución: Hoy en día, la LAMBDA 405 con dos KR AGILUS HM («Hygienic Machine», máquina higiénica) proporciona y se encarga del funcionamiento completamente automatizado.

Automatización en la industria alimentaria para una mayor higiene en el manejo de los alimentos.

Técnica de automatización única en marcha

La LAMBDA 405 es una máquina de corte para quesos embalados por separado, como palitos. «Junto con Groba, hemos adaptado la unidad robótica a nuestras necesidades y a nuestra máquina de embalaje», afirma Hugo van Put. Y Robin de Groot, director general de Groba, añade: «Esta máquina nunca antes se había construido así».

En Vepo Cheese el procesamiento de los alimentos es totalmente automatizado, por ejemplo, las tareas de corte y embalaje. Y los robots de KUKA son agentes clave.

Requisitos especiales de la máquina y del proceso

El sistema funciona de la siguiente forma. El operario solo tiene que seleccionar uno de los dos programas preconfigurados, dependiendo del tipo de queso. El queso se transporta a la máquina a través de una cinta transportadora. Su longitud se mide a lo largo de la distancia entre el cuchillo de corte y la pinza, calculando de ahí el número de lonchas de queso. A continuación, la LAMBDA 405 puede cortar las lonchas con un grosor definido que influye en la altura de los palitos y el peso de la porción. Y esto tiene algo muy interesante: se puede usar una balanza de repesado con la que se asegura solo la mínima desviación del peso por palito. Porque, en caso necesario, la máquina de corte emite una señal para cortar lonchas más gruesas o más delgadas.

Flexible y fiable: El personal maneja la máquina de corte de alimentos con la que se puede cortar el queso industrialmente.

Detección automática de la posición de los alimentos

A continuación caen sobre una cinta transportadora, que también sirve como amortiguador al cambiar el queso. Sobre la cinta transportadora, una cámara escanea la posición de la loncha de queso y transmite la información al primer KR AGILUS HM. Así sabe exactamente cómo debe coger la loncha y cómo colocarla sobre la placa de corte. «Este fue para nosotros uno de los aspectos difíciles»,-explica Robin de Groot. «Porque el robot debe agarrar la loncha con exactitud y colocarla en el centro del cuchillo para que los lados tengan la misma longitud durante el corte y no queden trozos sueltos. Al principio fue difícil transferir los datos de la cámara al robot. Pero gracias al soporte de interfaz de KUKA salió bien».

Cada uno de los dispositivos conoce su tarea dentro del sistema automatizado.

Nadie toca el queso, solo el robot. Esto no solo ha aumentado la higiene y ha minimizado considerablemente el producto perdido por el corte, sino que también ha duplicado nuestra capacidad.

Hugo van Put, director técnico de operaciones en Vepo Cheese

Procesamiento de alimentos innovador e inteligente

La cámara, además, detecta las lonchas que no cumplen determinadas dimensiones mínimas. Estas se expulsan a una eurobin para hacer queso rayado más adelante. El segundo KR AGILUS HM recoge los palitos de queso terminados con una repartidora por vacío y los coloca en las cajas de la máquina de envasado. «Donde antes se realizaban muchos pasos manualmente, hoy en día la nueva línea trabaja completamente automatizada», explica Hugo van Put acerca de este sistema. «Nadie toca el queso, solo el robot. Esto no solo ha aumentado la higiene y ha minimizado considerablemente el producto perdido por el corte, sino que también ha duplicado nuestra capacidad».

La máquina maneja los alimentos con los más altos estándares higiénicos.

Máxima higiene en contacto con los alimentos

Los requisitos higiénicos de procesamiento de alimentos son altos, por lo que la línea de producción de Vepo Cheese necesitaba un robot especial. El KR AGILUS, en su versión «Hygienic Machine» (máquina higiénica), ha evolucionado y ayuda a las empresas a cumplir con normativas nacionales e internacionales de higiene alimentaria. Las superficies resistentes a la corrosión, los lubricantes aptos para uso alimentario y el uso de piezas de acero inoxidable garantizan el máximo nivel de higiene. La interfaz eléctrica crítica de limpieza no se encuentra en la zona de contacto primaria, sino debajo del robot.

La higiene alimentaria juega un papel especialmente importante en el procesamiento y el embalaje.

El KR AGILUS HM compacto fue nuestra primera opción, por su diseño ajustado a velocidades de trabajo elevadas. Esto nos permitió alcanzar el objetivo de Vepo Cheese de duplicar el número de palitos de queso a 10 000 por hora.

Robin de Groot, director general de Groba

Software potente para la producción de alimentos y la industria del embalaje

Y en la integración Groba contó también con la ayuda del software de simulación KUKA.Sim. Con este programa se pueden simular detalles de las aplicaciones robóticas ya antes de la puesta en servicio y, a continuación, transferirlos al cien por cien a la unidad de control real. «Hemos utilizado KUKA.Sim para hacer que se ejecuten correctamente los movimientos del KR AGILUS y, de este modo, reconozcan posibles problemas», afirma Robin de Groot, «por ejemplo, con respecto a la alta velocidad de la instalación». Otra ventaja: con unas gafas de realidad virtual el cliente también puede ver cómo será su instalación antes de tocarla con sus propias manos.

Vepo Cheese y Groba han podido probar las funciones antes de la instalación con la ayuda de KUKA.Sim.

Estamos plenamente satisfechos con la solución para nuestros palitos de queso. Junto con Groba y KUKA hemos construido una línea que ofrece más rendimiento, seguridad y calidad en comparación con la producción manual.

Hugo van Put, director técnico de operaciones en Vepo Cheese

Buscar compañías colaboradoras de KUKA cerca de usted

Encuentre aquí al colaborador ideal para su sector o para solucionar su problema.

Utilizamos cookies

Este sitio web utiliza cookies (saber más) para ofrecerle, también en internet, el mejor servicio. Si continua usando nuestra página web, utilizamos únicamente las cookies necesarias técnicamente. Si hace clic en «Aceptar y descubrir KUKA», acepta también la utilización de cookies de marketing. Al hacer clic sobre «Configuración de cookies» puede seleccionar las cookies que utilizamos.

Configuración de cookies