El cobot KUKA LBR iiwa aplica sellantes en la Ford

Flexible, sensitivo y con capacidad de aprendizaje: Los operarios de la fábrica de Ford de Colonia ya conocen las ventajas de los robots ligeros, KUKA LBR iiwa. Los nuevos robots cooperativos se hacen cargo de la aplicación de sellantes en la construcción de carrocerías y trabajando codo con codo los trabajadores humanos y ayudando en el proceso de trabajo, sin necesidad de ningún tipo de vallado de seguridad.

«Los comentarios sobre los nuevos colegas han sido muy positivas» ha dicho Michael Koch, ingeniero de fabricación en Ford-Werke GmbH. Allí, donde antes eran los empleados quienes aplicaban sellantes, se utilizan cuatro robots de ligeros de la empresa de automatización KUKA que llevan a cabo este trabajo sucio y monótono desde noviembre de 2017. Su integración en la línea de producción existente se llevó a cabo sin problemas. No se requieren vallas de seguridad ni componentes de seguridad adicionales.

Personas y cobots: El espacio de trabajo se fusiona

La persona y el cobot trabajan codo con codo. Un escenario que hace unos años era todavía impensable es ahora posible. Así, con la ayuda de un robot, se pueden automatizar numerosas tareas monótonas que resulta pesadas para los operarios. La denominada colaboración humano-robot (HRC) se está abriendo paso en las plantas de producción. Sin embargo, los robots asistentes no forman parte aún de la imagen de una típica configuración de los sistemas de producción de carrocerías. El sector se encuentra actualmente en un proceso de cambio. Quien desee mantener su competitividad, no solo debe impulsar la digitalización , sino también automatizar y mejorar los procesos de producción.

Las soluciones HRC se volverán una parte fundamental de las fábricas inteligentes.

Tuncay Maris, Key Account Manager en KUKA

Los cobots flexibles ayudan a los operarios de Ford

La acción de fijar un sellante es un proceso de trabajo monótono, repetitivo, sucio y extenuante para los operarios. En la fábrica de Ford de Colonia, cuatro robots ligeros LBR iiwa de la familia KUKA liberan ahora a los trabajadores. Los robots aplican la cantidad definida de sellante siempre exactamente a la misma posición en la cantidad precisa. De este modo, se consigue una alta estanqueidad en la carrocería y se evita el trabajo de repaso en la pintura. «El robot trabaja con exactitud. Las reacciones a los nuevos compañeros son totalmente positivas» ha dicho Michael Koch, ingeniero de fabricación de Ford-Werke GmbH. 


El cobot KUKA LBR iiwa aplica sellantes en la carrocería

El uso de cobots ofrece ventajas en la construcción de carrocerías

El exceso de adhesivo ya no es un problema. Otra ventaja de los nuevos robots asistentes es la facilidad de programación mediante guiado manual. El movimiento que debe ejecutar el LBR iiwa se realiza una sola vez. El cobot inteligente memoriza la secuencia exacta del movimiento que luego puede ejecutar automáticamente. Esto lo hace flexible y listo para usar con rapidez. Además, ahorra espacio, lo que es decisivo debido a la limitación de espacio en las naves de producción de Ford. Se suprimen medidas de seguridad adicionales que ocupan espacio, ya que reconoce los obstáculos gracias a sus propiedades sensitivas. Ante un fuerte contacto o una posible colisión con la mano de una persona, interrumpe el proceso y frena inmediatamente. «Nuestros operarios ahora pueden concentrarse en una ejecución del trabajo fluida», opina el ingeniero de fabricación de Ford Michael Koch.


Personas y cobots comparten las fases de fabricación en un entorno de trabajo que requieren ser muy dinámicos, ello aporta una enorme liberación a nuestro personal.

Michael Koch, ingeniero de fabricación de Ford

Apoyar a los operarios y hacer más eficiente la producción. 

El empleo de la colaboración humano-robot también es posible en otras fases del proceso, como por ejemplo, en los controles de calidad. «Nosotros trabajamos siempre en nuevas soluciones que hacen la producción más eficiente y que liberan a las personas», subraya Otmar Honsberg, director del Application Engineering Team de KUKA. Por ejemplo, hemos llevado a cabo pruebas iniciales para la calibración automática de la separación y el montaje empotrado en puertas y guardabarros en la fábrica de Ford de Saarlouis con el KUKA LBR iiwa en las cadenas de montaje con HRC.

Configuración de cookies Aceptar y descubrir KUKA

Este sitio web utiliza cookies (saber más) para ofrecerle, también en internet, el mejor servicio. Si continua usando nuestra página web, utilizamos únicamente las cookies necesarias técnicamente. Si hace clic en «Aceptar y descubrir KUKA», acepta también la utilización de cookies de marketing. Al hacer clic sobre «Configuración de cookies» puede seleccionar las cookies que utilizamos.

Configuración de cookies