Seleccione tu localización:

País

Control de calidad con el Cobot LBR iisy en la industria del plástico

Todos los jefes desean un empleado flexible, rápido y que trabaje de forma minuciosa. Bastian Fest de FMO Surface lo ha encontrado en el LBR iisy. Junto con su equipo, el Cobot controla ahora la calidad y la integridad de los códigos DataMatrix.


Flexible y sencillo: todo iisy

En una feria celebrada en Kassel, el director general de FMO Surface GmbH & Co. KG, Bastian Fest, conoció al ingeniero de ventas de KUKA, Robert Korte, el cual le presentó el robot colaborativo LBR iisy. El empresario fue consciente inmediatamente de las ventajas del Cobot. En la sucursal de KUKA en Siegen, Fest pudo echar un vistazo al LBR iisy con tranquilidad y decidió adquirirlo, de forma sencilla y cómoda, a través del KUKA Marketplace. «El LBR iisy reúne diferentes factores que necesitamos: flexibilidad, facilidad de programación y disponibilidad para la colaboración. Por lo tanto, lo hemos adquirido sin saber exactamente dónde queremos utilizarlo», afirma Fest sobre este paso, de lo más inusual, que han dado.

En lo que respecta a la programación de robots, Fest se considera un principiante. Esto se debe a que, en el momento de adquirir su primer robot KUKA, Fest ya había realizado un curso de formación en el KUKA College, pero relativo al robot industrial KR CYBERTECH, y han pasado ya cuatro años. Aún más grande es su alegría por el nuevo Cobot que, gracias a su fácil manejo, permite también a los principiantes en programación el acceso a la robótica. Además, ofrece seguridad sin necesidad de vallas protectoras.

Control de calidad con ayuda del LBR iisy, una novedad en la industria del plástico.

Automatización en la industria del plástico

La empresa familiar FMO Surface, especializada en el refinado de superficies de plástico, fue fundada en 1999 en Lemgo, ubicada en la región de Ostwestfalen-Lippe, y actualmente cuenta con 75 empleados. Los clientes provienen de los más diversos sectores, como la automoción, la electrónica, la aeronáutica y la construcción de máquinas. Los fabricantes que producen, por ejemplo, bicicletas o electrodomésticos, también utilizan los servicios de FMO Surface. Aquí se mecanizan por láser unos siete millones de conectores de plástico cada año con códigos DataMatrix (DMC). Hace unos años, la empresa comenzó a automatizar diferentes procesos.
Bastian Fest, director general de FMO Surface en Lemgo, considera que la automatización en la industria del plástico ofrece muchas ventajas. Imagen: KUKA Group
La colaboración con KUKA se inició con un KR CYBERTECH nano (KR 10 R1420), que se utiliza para el paletizado y el equipamiento de una instalación láser. Dos años más tarde se añadió otro robot industrial de la serie KR CYBERTECH, que puede girar, medir y ventilar las piezas de plástico que se deben refinar. «En lo que respecta a la escasez de especialistas, la automatización es de vital importancia para una empresa mediana como la nuestra», nos explica Bastian Fest. En marzo de 2022, el LBR iisy se unió a la gama de robots.

El LBR iisy colaborativo encuentra su tarea adecuada

La tarea adecuada para el nuevo compañero se encontró rápidamente en el control de calidad de los conectores de bus. Los conectores de bus de plástico se mecanizan por láser con códigos DataMatrix de ocho cifras cada uno antes de montarlos en unidades de control. Dado que varios componentes están marcados con un DMC y dependen de otros, la fiabilidad es decisiva para la trazabilidad de un grupo constructivo completo. Por lo tanto, debe prestarse especial atención al control de calidad y a la evaluación de la integridad de los códigos DataMatrix. Hasta ahora, en FMO Surface esto lo realizaban los empleados. De forma manual mediante escáner.

Controlar la integridad de los códigos DataMatrix recién mecanizados por láser: en FMO Surface, un caso ideal para el LBR iisy. Fuente: KUKA Group

Justo al comienzo de la primavera de 2022, el LBR iisy se hizo cargo de esta tarea. Ahora, el Cobot trabaja codo con codo con empleados del Departamento de láser, como Tim Hertz. Según Hertz, «el LBR iisy nos permite ahorrar mucho tiempo, ya que ya no tenemos que escanear cada pieza por separado. Y si el Cobot informa de un error, no tenemos que abrir una jaula ni detener toda una instalación, sino que simplemente podemos retirar y reemplazar la parte defectuosa». Un tipo de control de calidad que ayuda a mantener bajo el precio de la producción o del refinado.

Bastian Fest ha encontrado un nuevo empleado fiable y flexible en el LBR iisy. Imagen: KUKA Group

Lo que las empresas necesitan: «una integración sencilla»

La contratación de personas para realizar tareas monótonas y a la vez exigentes, como la verificación de los códigos DataMatrix, es cada vez más complicada para empresas como FMO Surface. No solo en la industria del plástico, sino en casi cualquier sector. La programación del LBR iisy en el control de calidad automatizado se realizó sin problemas. ¡Todo iisy! «El desembalaje, la instalación y la primera programación tan solo nos tomaron 30 minutos», afirma Bastian Fest.
Los empleados de FMO Surface pueden instruir rápidamente al Cobot. Imagen: KUKA Group
Con la ayuda del KUKA smartPAD pro y de la unidad de control del robot KR C5 micro, aquellos empleados que hasta el momento carecen de experiencia en programación de robots, también pueden manejar e instruir al Cobot. «El LBR iisy funciona basándose en el nuevo sistema operativo iiQKA.OS y, por tanto, es fácil de instalar, configurar y programar», nos explica Robert Korte de KUKA. El Cobot no solo se pone en marcha en pocos minutos, sino que también puede adaptarse rápidamente a nuevos desafíos. Para Fest, esto es una enorme ventaja, pues «aquí no tenemos ingenieros, por lo que la fácil integración es aún más importante».

El LBR iisy funciona con en el nuevo sistema operativo iiQKA.OS y, por tanto, es fácil de instalar, configurar y programar.

Robert Korte, ingeniero de ventas de KUKA

Cómo protege el código DataMatrix del control de calidad al cobot

Equipado con dos cámaras, el Cobot comprueba ahora los códigos DataMatrix. Sobre una bandeja, una especie de tableta, hay 200 piezas de plástico que se desplazan por debajo del LBR iisy con sus dos cámaras Keyence. «En el primer paso, la calidad de los códigos se comprueba aleatoriamente utilizando 20 piezas», nos explica Tim Hertz. «Si todo está bien, el Cobot se desplaza de nuevo por la bandeja y comprueba si todas las 200 piezas están presentes y que todos los códigos son legibles». Una cámara se encarga del control de calidad con el software correspondiente, y la segunda es responsable de la evaluación de la integridad. Si algo está mal, es decir, si hay un código con calidad insuficiente o incompleto, el robot se detiene e indica cuál es el conector de bus afectado. Un compañero humano puede cambiar la pieza defectuosa, la bandeja se volverá a examinar y, en caso ideal, se liberará. Esta colaboración hombre-robot garantiza la máxima seguridad y eficiencia.

Colaboración hombre-robot con facilidad y eficiencia: El LBR iisy escanea los códigos de forma rápida y fiable. Imagen: KUKA Group

Acelerar los procesos, reducir el trabajo de los empleados y proteger a los clientes

«Antes, este tipo de control de calidad para DMC era mucho más costoso. Cuando controlamos la integridad, tuvimos que escanear cada parte por separado», nos explica Hertz. Para ello, un empleado debía retirar los componentes de la bandeja y volver a colocarlos posteriormente. Hoy en día, desde que usan el LBR iisy, el control y el aseguramiento de la calidad son mucho más rápidos y precisos. Según Bastian Fest, el cliente, una empresa de automatización, quería explícitamente una solución automatizada. Debido a que es imposible montar un conector de bus perfecto en las unidades de control propias, puede resultar caro. Según Bastian Fest, «el conector de bus se utiliza como la primera parte de la unidad de control. Se suelda, se atornilla a una placa y se monta toda la unidad de control. Si el código de DataMatrix es deficiente, ¿cuándo se detecta? En el momento de la salida de mercancías!». En este caso, los daños son elevados.

El LBR iisy ayuda a la empresa FMO Surface en la medida de lo posible. Imagen: KUKA Group

Por supuesto, con el producto tengo algo que es altamente flexible. No importa si fijo en la parte delantera una ventosa, una garra o una cámara, al robot no le afecta, pero yo puedo cubrir toda mi gama.

Bastian Fest, director general de FMO Surface

Cobot con calidades multitalentos

La colaboración segura entre hombre y robot en la industria del plástico puede funcionar hoy en día en muchas tareas y en la producción, como en el refinado. El LBR iisy se puede integrar de forma sencilla en procesos ya existentes, así como reprogramarse para nuevas tareas. Tanto si se trata de cargar máquinas, de todo tipo de Pick and Place, de tareas de embalaje o de manipulación diferentes, el LBR iisy lo domina todo. «La guía de cables integrada y la alimentación de energía del LBR iisy permiten además un cambio de herramienta rápido y sencillo», añade Robert Korte. Para las nuevas aplicaciones, el Cobot se puede equipar en cualquier momento con otros accesorios del KUKA Marketplace. Para Bastian Fest, esto es un verdadero punto a favor, pues «por supuesto, con el producto tengo algo que es altamente flexible. No importa si fijo en la parte delantera una ventosa, una garra o una cámara, al robot no le afecta, pero yo puedo cubrir toda mi gama».

Los robots colaborativos pueden reducir la carga de trabajo de los empleados de casi cualquier industria. Después del LBR iiwa, KUKA lanzó el LBR iisy, y el interés que hay por las tres versiones disponibles es muy elevado. Imagen: KUKA Group

Colaboración segura entre hombre y robot

«El nuevo compañero de trabajo de FMO Surface ha apasionado inmediatamente a los empleados», destaca el director general, Bastian Fest. No ha habido miedo al contacto con el colega robotizado. Robert Korte nos indica que «gracias a las características de seguridad, es posible trabajar en un espacio de trabajo con personas». Equipado con sensores sensitivos de momentos de articulaciones en los seis ejes, el LBR iisy reacciona inmediatamente al mínimo contacto y ofrece protección certificada contra colisiones. Esto hace que sea el ayudante ideal para cualquier producción. Bastian Fest ya planea la automatización de otros procesos. Considera que el Cobot también podría ofrecer en breve servicios valiosos incluso en la tampografía. Además, el uso de los modelos más grandes del LBR iisy con capacidades de carga de 11 y 15 kilogramos se encuentra en los más alto de su lista de deseos.

Un equipo compenetrado: Tim Hertz, el nuevo LBR iisy, el KUKA smartPAD pro, la unidad de control para robots pequeños KR C5 micro y el ecosistema iiQKA. Imagen: KUKA Group

Buscar compañías colaboradoras de KUKA cerca de usted

Encuentre aquí al colaborador ideal para su sector o para solucionar su problema.

Este sitio web utiliza cookies (saber más) para ofrecerle, también en internet, el mejor servicio. Si continua usando nuestra página web, utilizamos únicamente las cookies necesarias técnicamente. Si hace clic en «Aceptar y descubrir KUKA», acepta también la utilización de cookies de marketing. Al hacer clic sobre «Configuración de cookies» puede seleccionar las cookies que utilizamos.

Configuración de cookies